El enfoque minimalista se está volviendo cada vez más popular en el mundo de los negocios. La simplificación permite ganar en eficacia y serenidad, especialmente cuando se enfrentan a circunstancias o dificultades imprevistas. Las empresas que han emprendido este proceso de simplificación están constantemente buscando consejos y soluciones para liberarse de lo superfluo y volver a lo básico.

Virtualización

 

Minimalismo, ¿qué es?

 

Según expertos, el minimalismo es la búsqueda de soluciones que requieren el mínimo esfuerzo y la mínima perturbación.

El minimalismo en los negocios es una forma de inducirnos a ser productivos a través de la simplicidad de nuestras acciones. En otras palabras, gracias al enfoque minimalista de nuestras actividades profesionales, la cantidad de estrés que sentimos disminuye considerablemente, permitiendo así una mayor productividad. 

¿Cómo funciona en una empresa?. Adoptar un enfoque minimalista en una organización puede parecer una tarea compleja. ¿Cómo podemos hacer las mismas cosas con menos? ¿Qué es lo que sobra en la empresa? ¿Cómo consumir menos pero de mejor calidad? ¿Qué servicios deben subcontratarse para ahorrar tiempo y espacio?

Dependiendo del tipo de empresa, las medidas para empezar con el minimalismo serán diferentes, pero en general, los pasos son los mismos:

 

Paso # 1 – La Concienciación

Para adoptar un enfoque minimalista, primero debes ser consciente de que quieres cambiar la forma en que trabajas actualmente. Tomar medidas no será útil si no todos los miembros de tu organización conocen y apoyan estos cambios.

 

Paso # 2 – Pregúntate qué es esencial

¿Cuáles son los elementos esenciales para la empresa? Para responder a esta pregunta, es aconsejable consultar a cada uno de los miembros de la empresa. Tal vez no usas celulares inalámbricos o la máquina de fax, pero algunos de tus empleados sí. Piensa en todo de lo que puedas deshacerte, en lo que puedas mejorar y en posibles alternativas a lo esencial.

 

Paso # 3 – Limpieza y alternativas.

Este paso debe realizarse con vistas a la optimización. No es suficiente con purificar las instalaciones y los procesos en la medida de lo posible, como algunos podrían pensar. El objetivo es deshacerse de todo lo que es inútil y conservar sólo lo esencial. También es necesario pensar en las mejores alternativas posibles a elementos esenciales como (para permanecer en el ejemplo anterior) las líneas telefónicas o los servicios de fax.

 

Paso # 4 – Resultados y mantenimiento

Una vez que se complete la transición, los resultados no tardarán en llegar. Un entorno más habitable, empleados menos estresados, mayor productividad y resultados… Si el enfoque minimalista puede integrarse en los valores de una empresa, es seguro que los resultados perdurarán en el tiempo.

 

La virtualización, una ayuda indiscutible

Cuando se piensa en las instalaciones de una empresa, lo primero que viene a la mente son las computadoras, la telefonía, las impresoras y los cables. Las empresas que se ajustan a esta descripción y quieren adoptar un enfoque minimalista estarán encantadas con la última tendencia: la virtualización.   

El servicio de fax virtual, el call center cloud, los números de teléfono virtuales, los servidores virtuales, la secretaría virtual… Las alternativas a los servicios y funciones que todos conocemos y que son esenciales para el funcionamiento de una empresa son diversas y variadas. Al aprovechar la capacidad de la nube, cualquier organización puede ahorrar espacio, dinero y mano de obra.

En otras palabras, si deseas adoptar un enfoque minimalista, tu primer aliado será la virtualización de tus servicios.

Biografía: Ana López, Directora del Departamento de Marketing y Comunicación de la empresa Fonvirtual. Especializada en el comercio digital y en el marketing por Internet, intervengo a menudo en otros blogs y llevo a cabo actividades de consultoría para grandes grupos.